Diversas fuentes anuncian el final de la Comisión “Ecclésia Dei” creada por Wojtyla/JP2 para atrapar en la neo iglesia modernista a los fieles con una sensibilidad católica. Y con el final de dicha comisión, el término del Summorum Pontificum de Ratzinger inventado para degradar a la Misa católica, dado que el rito ordinario de la falsa iglesia sería el Novus Ordo Missae, quedando la Misa- no tradicional, sino la de 1962- como simple rito extraordinario limitado; invento que prohíbe en la práctica la Misa católica de San Pío V.

A decir verdad, el invento les funcionó bien, pues muchos conservadores fueron engañados por el señuelo y, en lugar de optar por la verdadera y única solución católica: “un hereje no puede ser papa”, y por consiguiente todos sus decretos son inválidos, quedaron confundidos en esa tupida y espesa red diabólica.

Tampoco ayudó a las conciencias de los católicos la falsa y herética solución inventada por Marcel Lefebvre, con cuya noción herética murió,  y su FSSPX, la cual no hace otra cosa que seguir la incoherencia acatólica de su fundador, a saber: Wojtyla/jp2 es hereje, pero es el verdadero papa, aunque no le obedezcamos en nada y estemos, en la práctica, en una situación “cismática” con la falsa iglesia, a la cual deseamos pertenecer de todo corazón, y eso pese a que tengamos tribunales paralelos para la dispensa de votos religiosos y de irregularidades matrimoniales, sobre las cuales nosotros decidimos cual si fuéramos la Iglesia. Así, se cargaba el fundamento de la veracidad de la Revelación divina, luego de la muerte del último de los Apóstoles; su ataque fue a la raíz misma de la Revelación, bajo la apariencia de sostener la Misa tradicional, combatía toda la teología fundamental tradicional.

Si se confirmara la noticia, el resultado que tendríamos a largo plazo sería el siguiente:

a.– Los fieles que quieren la Misa tradicional tendrían que elegir entre dos opciones:

1- Asistir a las Misas de la FSSPX, herederas de la posición herética lefebvrista, los cuales desean formar parte de la iglesia conciliar del Anticristo; unos más lento como esta organización, y otras,  más raudo, como los seguidores del hereje mons. Williamson. No cabe duda que los lefebvrianos les interesa tal supresión, ya que piensan ingenuamente que serían los beneficiados de tal medida, al quedar casi como los únicos que podrían celebrar la misa de 1962- que no es la de San Pío V-, en comunión con la Roma apostata. Algunos blog lefebrvianos ya han manifestado cierto entusiasmo por la supresión de Ecclésia Dei.

2- Pero para los que aman la verdad, que no creo sean demasiados, esta medida será una obra de misericordia de Dios, para que, finalmente, puedan desprenderse de tales telarañas, y se adhieran a la verdadera posición católica, a saber: Desde hace sesenta años la Sede de San Pedro está ocupada por herejes, que son antipapas, por lo tanto, con ellos y con los que quieren formar parte de su falsa religión, tales como los lefebvrianos o los de la tesis Cassiciacum, salidos de los seminarios de esa misma Fraternidad de Lefebvre, nullam parte habemus.

  b.- Los fieles que desean obedecer al hereje Bergoglio, volverán a la Cena protestante, donde ya no hay Sacrificio.

En definitiva, el panorama se aclarará más; y como Dios saca del mal un bien mayor, no nos cabe duda, que algunos, por la misericordia de Dios, finalmente, abrazarán la fe y la doctrina católica en la verdadera posición católica en la actualidad: La sedevacancia totaliter, hasta que se elija un Papa; y rechazará, no cabe duda, las tres  soluciones formalmente heréticas lefebvrianas, tanto de la FSSPX, como las del “papa materialiter”, como las de la falsa resistencia de Williamson, Faure, Zendejas, etc.

CONCLUSIÓN: Así, pues, ¡Adelante antipapa Bergoglio!; pero han de saber todos que con su horrenda malignidad ellos y Satanás han acrecentado, sin querer, el triunfo de Cristo, que reunirá en torno a sí, a sus elegidos; pero conozcan también estos herejes que el rechinar de dientes de los condenados- entre los que están los que mueren en la herejía formal- no se atenuará nunca y proclamarán eternamente la Justicia del Juicio de Dios sobre ellos.

Más usted amigo lector, si busca la verdad, no tenga miedo, porque Dios se acercará austed desde la lejanía de su alto cielo, y serás llevado en la palma de su mano, y le sacará del influjo de tantos falsos profetas y sacerdotes.

Observe, lector, la misericordia de Dios, que se vuelve con todo su poder contra los campeones del pecado – el segundo pecado más grave, es la herejía-, y les da poder para crucificar a los hijos escogidos, hoy un puñado con algunas misas en las casas y garajes. Dios ha medido el tiempo de los malvados; y cuando ve que la medida de sus pecados está colmada los arroja de sus tronos para saciarlos, a su vez, de tormentos- que pueden ser morales también- Pero el repudio de Dios debería curarles. Dios espera y esperará hasta que pueda recoger a sus escogidos hijos pródigos y estrecharlos contra su corazón de Padre que nunca ha cesado de amarlos No seas, pues, de aquellos quienes con su arrogante lucha contra el amor de Dios persisten en la herejía hasta el fin, y despierte ante esta supresión anunciada.

Sofronio