LA PREDESTINACIÓN DE LOS SANTOS Y LA GRACIA

16,00

Categoría:

Descripción

La obra está enteramente orientada a la conciliación de dos principios: el de la predestinación y el de la salvación posible a todos. Por una parte: nadie sería mejor que otro, si no fuera más amado y más ayudado por Dios. Por otra parte: Dios nunca manda lo imposible, sino que hace realmente posible a todos los adultos el cumplimiento de los preceptos que les impone, en el momento mismo en que les son impuestos, cuando los conocen y como los conocen. La íntima conciliación de estos dos principios nos supera. Ninguna inteligencia creada, angélica o humana, podrá verla antes de haber recibido la visión beatífica. Sin embargo, es necesario mantener tanto el primero de estos principios como el segundo, tanto el segundo como el primero. Uno con otro se equilibran, y la justa idea que la historia de la teología y el conocimiento profundizado de la doctrina de Santo Tomás, nos permiten hacer de cada uno de ellos, nos deja presentir cómo se concilian íntimamente, cómo se unen la infinita MisericordIa, la infinita Justicia y la soberana Libertad en la eminencia de la Deidad, o sea, en la vida íntima de Dios. No es inútil estudiar de nuevo hoy estas grandes cuestiones, tanto más cuanto que el mundo moderno desconoce muy a menudo la realidad y el precio de la gracia divina, sin la cual, sin embargo, nada podemos. hacer en el orden de la salvación.

SOBRE EL AUTOR: El P. Garrigou-Lagrange nace en Auch, un pequeño pueblo al sur de Francia, el 21 de febrero de 1877. Burdeos será el lugar, en el año 1897, en el que siendo estudiante de Medicina, el Señor y Sto. Domingo le estaban esperando. En este tiempo, la lectura de San Juan de la Cruz ya comienza a revolver su espíritu ardiente. Con el espíritu herido ya por la gracia recorrió varios monasterios trapenses soñando soledades y contemplaciones. Poco después abrazaba ya la vida religiosa en la Orden de Sto. Domingo, cuyo hábito vistió durante más de 60 años. En 1909, al abrirse el Angelicum, Ateneo Pontificio, hoy Universidad de Santo Tomás, comparte la cátedra de Teología Fundamental, expli- cando el tratado De revelatione. Pasa más tarde a la cátedra de teología dog- mática, da cursos sobre la Metafísica de Aristóteles. Su producción literaria y doctrinal es cuantiosa y variada, destacando por su pasión, claridad y solidez. El éxito de sus obras fue enorme, escritas originalmente en latín y fran- cés y traducidas al alemán, español, inglés, italiano y polaco. Trata en sus escritos fundamentalmente sobre Apologética, Filosofía, Teología dogmática y Espiritualidad. Será en el ámbito de la espiritualidad, en el que el P. Garrigou-Lagrange más destaque, y por lo que pa- só a formar parte ineludible del gran firmamento dominicano. Digamos que Garrigou-Lagrange puso los ojos en la Verdad, en lo que no puede morir. Estamos ante uno de los grandes místicos que dio a la Iglesia la Orden de Predicadores en el siglo pasado.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “LA PREDESTINACIÓN DE LOS SANTOS Y LA GRACIA”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *