BASÁNDONOS SÓLO  EN LA SANA DOCTRINA CATÓLICA

Y EN EL C.I.C. PARA ESTA DECLARACIÓN 

Esta web, Sededelasabiduría, quiere dejar bien clara nuestra posición oficial católica, que es  la siguiente:

1º. Consideramos válida y legítima,  la ordenación y consagración de Mons. Lefebvre.

2º. Consideramos válidas y legítimas, dada la situación  de necesidad en la Iglesia. las consagraciones episcopales que mons. Lefebreve hizo. En efecto, transmitieron la gracia de la plenitud del sacramento.

3º. Consideramos válidas y legítimas las consagraciones que tanto Mons. Lefebvre como los obispos que consagró han hecho.

4º Consideramos válidas y legítimas, dado el estado de necesidad de la Iglesia,  las ordenaciones sacerdotales realizadas por los obispos consagrados por Mons. Lefebvre.: Fellay, Wlliamson, Tisiers y Galarreta, En efecto, transmiten la gracia  del sacramento.

5º Consideramos válidas y legítimas, dado el estado de necesidad de la Iglesia, las consagraciones que Mons. Thuc realizó, y la que hicieron los obispos que consagró. Igualmente consideramos válidas y legítimas, las ordenaciones sacerdotales que estos obispos han venido haciendo, dado el estado de necesidad de la Iglesia. En efecto, transmiten la gracia del sacramento.

6º Por lo tanto, consideramos que el P. Ramiro Ribas es verdaderamente un sacerdote católico debidamente ordenado. No nos cabe ninguna duda al respecto, y es por eso que nosotros acudimos a sus misas y confesiones muy agradecidos. Cada vez que consagra verdaderamente por sus manos hace presente a nuestro Señor Jesucristo. Cada vez que absuelve, verdaderamente Cristo perdona los pecados

7º Además, nos sentimos muy agradecidos al Padre Ribas, porque consideramos que entre los sacerdotes católicos que conocemos personalmente es verdaderamente una persona que se afana por alcanzar con la gracia de Dios la santidad. De ninguna manera podemos dudar de su ordenación sacerdotal. Todos los que acuden a sus misas deben estar tranquilos moralmente, ya que están ante un buen sacerdote católico.

8º Consideramos que el sacerdote católico, Padre Ribas, además, está en la verdadera posición católica: es decir no reconocer a los herejes como verdaderos papas.

9º Consideramos además, que entre los padres que conocemos personalmente, leemos o escuchamos, el P. Fernando Altamira de Bogotá, muy especialmente, se rige por la verdadera teología católica exenta de sectarismos. Y que, conociéndole personalmente, es admirable su ansia de defender la verdad y su afán de santificar a las almas, contra todo vocerío y terrorismo teológico de posiciones no católicas que niegan la infalibilidad de magisterio ordinario de la Iglesia domingo tras domingo.

Finalmente, rogamos por los sacerdotes católicos que declaran la Sede de Pedro vacante, pero muy especialmente, por el P. Ribas y por el Padre Altamira para que no flaqueen, frente a las asechanzas de Satanás proferidas continuamente en esta batalla.

Animarles, a todos, pues, a que acudan a la verdaderas misas de estos dos sacerdotes católicos que defienden, sin estar dentro de ningún grupo en particular, la única posición católica: Que no puede ser papa un hereje. Y que si alguien sabiendo que estos “papas” son herejes , los reconocen como papas, a la vez que le desobedecen, están diciendo que la Promesa de Cristo a Simón Pedro falló. Nada más y nada menos. Porque que el Papa, si es verdadero Papa, es infalible no sólo cuando define, sino también cuando enseña cada día, y también cuando confirma a los hermanos;es decir, es infalible en su magisterio ordinario, y no se le puede desobeder si se quiere seguir perteneciendo a la Iglesia de Cristo. Esto es lo que todos los santos, sin excepción creyeron y creemos nosotros .

Rogamos, a estos dos sacerdotes, y a todos los que mantienen la posición católica de que un hereje no puede ser papa, y que  al verdadero Papa hay que obedecerle, que rueguen por nosotros.

En la fiesta de la Ascensión de Nuestro Señor Jesucristo a 10 de mayo de 2018

Firmado por Sededelasabiduria: Sofronio y Teresita.