Por Monseñor Squetino.

Este escrito no tiene como fin responder a ningún comentario ni a la publicación de la carta que el P. Hernán Vergara publicara en su facebook hace unos días. Si hago referencia a algún  comentario, es solo por necesidad y porque me parece que faltan a la verdad de una manera descarada.

Quiero aclarar un poco la situación a las personas que pueden salir escandalizadas por tanta basura que se publica contra mi persona y contra la de otros, que no por coincidencia, todos los afectados tenemos la posición teológica de la necesidad de reunir un cónclave para la elección del Papa, pues la sede de Pedro está vacante.

Sí, algunas aclaraciones voy a hacer sobre la carta en cuestión, que al fin cuentas es lo que menos les importa a los comentaristas del blog donde se publicó “rescatada” del facebook del  pbro. Vergara luego de que él mismo la quitara de su red social.

Sepan que yo no le pedí en ningún momento al responsable de la carta que la quitara de su red social. Cada uno sabrá lo que hace y el alcance y consecuencias de sus actos. Cada uno es responsable ante Dios de lo que hace o deja de hacer. Él sabrá lo que quiso conseguir cuando la publicó y eso es problema de él. No es la primera vez que hace algo así, de publicar y solemnizar cosas que ya fueron discutidas o habladas en privado. También lo hizo publicando unas cartas que todavía circulan por internet contra los sacerdotes de la Sociedad Trento.

La carta que publica contra mí, un poco menos solemne y formal, me la mandó antes en privado, carta que fue respondida también de la misma forma, y que personalmente no me interesa  publicar mi respuesta.

Nomás me gustaría aclarar unas cosas que no estaban en la carta privada y que si es motivo de confrontación con el Pbro. Vergara, no será culpa mía.

Jamás escribí en mi respuesta que tengo un arreglo o permiso de Lino II para revelar el secreto sacramental, es ridículo. Seré ignorante de muchas cosas (como piensan algunos) pero no tanto como para creer que el sigilo sacramental admite circunstancias para ser revelado. Lo que sí le escribo, es que utilizo sólo Aras con su certificado de consagración y no otras, y las dos únicas que tengo las consagró Mons. von Pentz (Lino II) en Inglaterra cuando estuve con él. Las aras “rescatadas” de altares de Iglesias modernistas no las uso pues no sé quién las consagró ni qué reliquias tienen, cosa que además no se puede hacer, como tampoco exponer reliquias de santos a la veneración del pueblo sin las auténticas. Por eso utilizamos antimensium con sus debidas condiciones en dos altares de la Fundación.

Además nunca estuve bajo la obediencia de Lino II por circunstancias que no voy  a explicar acá, aunque, para que se rasguen las vestiduras los fariseos de hoy, yo estoy convencido que ese Cónclave fue válido y es lo mismo que hay que hacer hoy para elegir al Papa.

Tampoco en mi respuesta a su carta le amenazo con ningún tipo de censura eclesiástica ni lo agredo ni le falto al respeto. Con el Padre Vergara llevábamos una relación de amistad y caridad cercana, y por eso me extrañó el hecho de que haya publicado esa carta. El fue recibido en nuestra familia religiosa con toda caridad y nunca me expresó a mí directamente ninguna de las apreciaciones que publica en su carta, si quería hacer uso de la corrección fraterna, como creo, quizás equivocándome, que debería haber sido.

La carta del Pbro. Vergara es muy interesante por su apego al Código de Derecho Canónico y merece un estudio más en profundidad que ya empecé y cuando lo termine lo voy a publicar en nuestro blog.

Con respecto a la carta, es todo lo que tengo que decir…y que no guardo ningún resentimiento con el Padre Vergara, él sabrá por qué lo hizo, aunque yo personalmente no lo hubiera hecho. Y al final, después de que publicó la carta en su facebook y la retiró, me mandó un pequeño escrito disculpándose por haberla publicado que yo no esperaba ni pedía, todavía tengo esa pequeña carta.

Con respecto a los comentarios asquerosos, difamatorios, calumniatorios, mentiras alevosas, afirmaciones gratuitas, (ni siquiera respetan la memoria de mis padres), que se publican en ese blog, que si quieren dirigirlos contra mi persona, respeten la fama de los demás y atáquenme solo a mí, que en definitiva soy el único responsable de lo que el Pbro. Vergara acusa en la carta y contra quien va dirigida; porque además ensucian la fama de gente buena y proba. A eso, NO RESPONDO, a esas cosas agraviantes yo no respondo.

Me cuesta creer que tantas inmundicias como ahí se publican puedan salir de una mano cristiana, más parece de una mano judía a la cual le es lícito usar cualquier medio para destruir la fama de alguien cuando no pueden ensuciar su doctrina  ;  y si fuera de alguna mano cristiana, está loco o endemoniado. Y QUE TODO LO QUE AHÍ SE ESCRIBE DICE MÁS DEL QUE LO ESCRIBE QUE DE MÍ.

Al que desea que me parta un rayo o me mande Dios una enfermedad, gracias por sus buenos deseos, aunque creo que en el día del Juicio le va a ir peor a Ud. que a mi por esos sentimientos. Dios los perdone, de mi parte, sin rencores.

Nombran a sacerdotes que estuvieron con nosotros, y que ya no están, por los motivos que sean, pregúntenle a ellos. Los nombran como si fuera un escándalo de mi parte o por culpa mí, lo que no siempre es así.

La situación de la Iglesia, sin el Papa, a todos nos deja desprovistos de protección, pues no está Cristo Visible para juzgar, castigar, premiar, corregir, recurrir, enseñar…y así cada uno hace lo que quiere.

ESTO QUE VOY A ESCRIBIR, NO TIENE EL FIN DE OFENDER NI DE COMENZAR PLEITO CON NADIE, NI ES UNA CRITICA PERSONAL A NADIE, SOLO QUIERO EXPONER UNA VERDAD PRÁCTICA, CONSECUENCIA DE LA AUSENCIA DEL PAPA:

En la congregación de Mons. Pivarunas, varios, si no muchos sacerdotes también se han ido, unos se han hecho independientes “Clérigos vagos”, otros han dejado el ministerio para seguir sus vidas de otra forma. Hace unos años, la mitad de las religiosas de su congregación, incluída la Superiora General y su segunda, las religiosas enseñantes de su High School, se fugaron de la noche a la mañana y aparecieron en la diócesis de Spokane con el obispo modernista, se pasaron al Novus Ordo y hoy se llaman Hermanas de María Madre de la Iglesia. Vuelvo a repetir, no es una crítica, sino la exposición de una realidad a causa de la Acefalía Perenne con que se vive y para mostrar que sacerdotes, religiosos y religiosas van y vienen, por todos lados es igual.

En la congregación de Trento, de nueve sacerdotes que yo conocí personalmente en su tiempo, siete abandonaron el ministerio, y no son los únicos, según un Sacerdote que perteneció al grupo, hasta hoy 15 sacerdotes o quizás más abandonaron la Sociedad Trento. Tampoco es una crítica, ellos tendrán sus motivos y cada uno toma sus propias decisiones, eso pasa en todos lados y la vida de la congregación sigue, como todas.

Con Mons. Andrés Morello otro tanto.

Con Daniel Dolan, igual o peor.

Lástima que no está el Papa, ni quieren que esté, pues es el único que puede dar alivio a las almas de todos en casos parecidos.

En el grupo de Mater Boni Consilii del Padre Ricosa, defensor de la Tesis Materialiter, primero, Monseñor Franco Munari, el Obispo del grupo, defeccionó y desertó, luego el segundo, el Padre Nitoglia, a quien conocí personalmente, también defeccionó y volvió, al igual que el Padre Lucien a la Fraternidad de Mons. Lefebvre.

De la Fraternidad SPX, ni hablar, aunque herejes, son tradicionalistas y muchos la defienden. Hoy están partidos en dos, los fieles a Roma y la “resistencia” como ellos le llaman. Tres obispos con Roma y cuatro con la Resistencia. Y muchos sacerdotes también defeccionaron (más de uno conocí personalmente).

Y así podemos seguir hablando de muchos casos, y no solo de sacerdotes o religosos o religiosas sino también de fieles que cambian de Capillas según sus conveniencias.

Esto pasa en la vida, no en las Congregaciones Religiosas, que están formadas por hombres que en algún momento toman sus propias decisiones, equivocadas o no.

Querer hacer creer que los Sacerdotes que estuvieron o pasaron por la Fundación se fueron por culpa mía y sólo mía es ridículo y calumniatorio. Además yo no ordené a todos esos sacerdotes que enlistan con nombre y apellido para dar un toque de formalidad y credibilidad a la mentira. A algunos los recibí y ya venían también con sus historias de vida.

Seguirán viniendo, seguirán pasando y se seguirán yendo quizás otros de aquí y de todos los grupos sedevacantes que existen porque así son las consecuencias de no tener al Papa. Por lo menos con el Papa, muchos sacerdotes que dejan el ministerio podrían buscar alivio a sus conciencias  y llevar una vida cristiana como corresponde.

ACLARO QUE LO DE ARRIBA NO ES PARA CRITICAR, NI PARA EVIDENCIAR A NADIE, NO ME INTERESA ESE ESPIRITU. ESCRIBÍ LO DE ARRIBA PARA MOSTRAR QUE EN TODOS LADOS HAY DESERCIONES Y PROBLEMAS, NO SOLO EN LA FUNDACIÓN SAN VICENTE FERRER, PORQUE SON SOCIEDADES FORMADAS POR SERES HUMANOS, FALIBLES COMO CUALQUIER HUMANO. OREMUS AD INVICEM.

Otros hipócritas, se rasgan las vestiduras porque se ordenan sacerdotes casados con las dispensas de sus esposas, como lo manda la Iglesia, y hacen voto de celibato y no se escandalizan de los sacerdotes “célibes” que andan con mujeres o tienen hijos sacrílegos, o de otros que seducen mujeres usando su dignidad sacerdotal y su piedad y su fama.

Se escandalizan por un hombre que deja a su mujer, con su permiso canónico, para ser sacerdote y entregarse a Dios como ya ha pasado muchísimas veces en la Iglesia y no se escandalizan de los sacerdotes que dejan sus votos sacerdotales para irse con mujeres…

Ya llegará la hora de la justicia de Dios, para todos, no se preocupen y no sólo para mí como vociferan y les gustaría a los comentadores del blog. Que dicho sea de paso, qué tristeza que otros artículos más interesantes que se publican allí no tengan ningún comentario…

A quienes lean los comentarios, hay uno que dice que quiero fundar una “secta” porque afirmo que no soy sedevacantista ni tradicionalista (ahora está de moda el slogan pueril de que para “ser católico hay que ser sedevacantista”), ni que comulgo con ellos.

Es verdad que no quiero comulgar con el movimiento tradicionalista ni sedevacantista, no por las personas…no comulgo con su doctrina de la acefalía perenne y de la supleción cuasi ordinaria de la jurisdicción como los ortodoxos para la administración de los Sacramentos, y menos con los clérigos vagos cuyos actos jurisdiccionales, por ser vagos, son inválidos (para los canonistas). Nomás la “secta” que quiero continuar, no fundar, ya está fundada desde hace 2000 años y se llama Iglesia Católica Apostólica Romana con una nota de Unidad y un principio Único de Unidad y Autoridad que se llama “Papa” o “Sumo Pontífice” (cosa que las iglesias acéfalas actuales, llámense tradicionalistas o sedevacantistas, o como quieran, no tienen) y fue fundada por Nuestro Señor Jesucristo. Por eso no comulgo con esos movimientos tradicionalistas.

Contra el argumento obsoleto de la necesidad de Cardenales para la elección del Papa que se da en el blog y en otros lugares, los remito al estudio hecho por el Dr. Homero Johas “Coetus Fidelium” que está publicado en nuestro blog. La Iglesia de Cristo es una Sociedad Perfecta y tiene siempre dentro de sí misma los medios para subsistir. Dios no puede fundar una Iglesia que se autodestruya, y se disuelva en grupitos sin conexión jurídica ninguna entre ellos, ni entre los miembros que integran cada grupo.

         A LOS OBISPOS SEDEVACANTISTAS Y A LOS SACERDOTES SUMISOS A SUS OBISPOS LOS QUIERO INSTAR A QUE ESTUDIEN EL TEMA DE LA NECESIDAD DEL PAPA A TRAVÉS DEL CÓNCLAVE Y QUE SE ABRAN A UNA SANA DISCUSIÓN TEOLOGICA Y NO PSICOLÓGICA O PERSONAL DE LA POSIBILIDAD SOBRE EL ASUNTO.

A LOS FIELES DE BUENA VOLUNTAD QUE QUIEREN TAMBIÉN LA UNIDAD Y LA CONCORDIA ENTRE LOS OBISPOS Y LOS SACERDOTES, RECEN PARA QUE DIOS HAGA EL MILAGRO DE LA UNIÓN DE INTELIGENCIAS Y VOLUNTADES PARA LA ELECCIÓN DEL PAPA, HECHO MÁS DIFÍCIL QUE LAS SOLUCIONES MÍSTICAS QUE PROPONEN ALGUNOS SIN FUNDAMENTO NINGUNO EN LA SAGRADA TEOLOGIA CATÓLICA.

Los obispos sedevacantistas, sólo tienen el poder de orden y ejercen la jurisdicción extraordinaria sólo de una manera provisional, hasta que la Sede de San Pedro sea ocupada por un Papa verdadero. Y DE NINGUNA MANERA LES ES LÍCITO PERPETUARSE INDEFINIDAMENTE AL AMPARO DE LA NECESIDAD, A TRAVÉS DE LA VIRTUD DE LA EPIQUEYA, SIN PONER LOS MEDIOS ADECUADOS PARA ACABAR CON LA VACANCIA

Como todo el mundo, el movimiento “tradicionalista” y “sedevacantista” está infiltrado hasta la coronilla por enemigos de Cristo y  de la unidad de su Iglesia que saben que es la solución al problema que aqueja a tantas almas de buena voluntad que buscan a la Iglesia Católica y no la pueden hallar porque, como dice S.S. Pío XII, no pueden ver el principio de unidad que es el Papa.

La unión en la Verdad hace la fuerza, y sólo el Papa puede lograr esa unión, de lo contrario, se siguen guiando por el principio del demonio “divide y reinarás”. Es necesaria la elección del Papa, y es un deber gravísimo el realizarla.
    
                     Monseñor Squetino.