SERMÓN DE MONSEÑOR JUAN JOSÉ SQUETINO

VIIº DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

Monseñor Squetino, como buen padre, anima a sus fieles a cuidarse de los falsos profetas y a distinguirlos con criterios de las Sagradas Escrituras y el Magisterio de la Iglesia, aplicándolo primero a nosotros mismos, ayudándonos a examinar nuestros propios frutos. Un sermón imprescindible de escuchar para todos los que quieren de verdad ser perfectos.