Resumen de la prédica: En nuestra época la Iglesia carece de hombres y mujeres santos, al contrario que otros siglos, donde, por ejemplo, en una misma ciudad llegaban a convivir varios santos; así en el siglo XVI coinciden Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, San Juan de Ávila, San Ignacio de Loyola, San Pedro de Alcántara, etc., en España, y más de 150 santos canonizados, entre los que se incluye un papa, San Pío V. Cada uno de nosotros está llamado a la santidad, a una vida de perfección que sólo se puede recorrer por el camino de la aceptación de la Cruz.