Tomado del blog de la falsa resistencia Rorate Caeli. Los resaltados y lo escrito en rojo son añadidos nuestros.
Otra semana y otro gran escándalo en la Iglesia estadounidense. El siguiente es un resumen apropiado del Informe final de la investigación del Gran Jurado del “abuso sexual generalizado de niños en seis diócesis de la Iglesia Católica en Pensilvania”:
La investigación captó el abuso sexual generalizado y el encubrimiento institucional en todo el estado. Basándose en las investigaciones de la Diócesis de Altoona-Johnstown y la Arquidiócesis de Filadelfia por antiguos jurados anteriores, la 40ª investigación del Gran Jurado Estatal cubrió las otras diócesis de Allentown, Erie, Harrisburg, Greensburg, Pittsburgh y Scranton, dando una imagen completa del abuso generalizado en las diócesis a través de Pennsylvania. El gran jurado encontró: [Actualización de RORATE: el resto del Resumen es tan impactante y gráfico que hemos decidido eliminarlo – está disponible aquí .]

La oficina del Fiscal General de Pennsylvania ha proporcionado un sitio web completo dedicado al informe y sus detalles por diócesis aquí .

***
La mayor parte de los horrendos episodios documentados por el Gran Jurado se encuentran en los pontificados de Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II. Algunos sucedieron antes. Pero a medida que la Iglesia “se abrió al mundo”, según el deseo de Juan XXIII, los comportamientos mundanos se infiltraron cada vez más en la Iglesia. Los horrendos episodios representan solo lo que se puede encontrar en solo seis diócesis de un estado de un país: la putrefacción es amplia y profunda.
¿Cómo pudieron Juan XXIII y Juan Pablo II haber sido canonizados? Sus fracasos sistemáticos en el nombramiento de obispos fueron monstruosos. ¿Cómo puede Francisco [Bergoglio] atreverse a beatificar y ahora canonizar a Pablo VI,[ N.R.: se olvida Rorate Caeli que Ratzinger “canonizó a Wojtyla, alias Juan Pablo II, más conocido por el que besuqueaba el Corán] uno de los peores papas de la historia, cuyas nominaciones en todo el mundo y en los Estados Unidos lograron hacer que lo que era realmente malo fuera horrible? 
Seamos honestos: como administradores, Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II no eran santos [ N.R: Ni eran santos, ni papas, sino anticristos y, además de los peores antipapas]. Es posible que hayan sido válidamente [ N.R.: ni fueron incluidos válidamente ni legítimamente, dado que los que los inscribieron eran antipapas] incluidos en la lista de santos, pero sus canonizaciones de rito expreso se muestran, cada semana que pasa, como errores horribles [ N. R.: Y sacrilegios contra el catálogo de los verdaderos santos, cuya redacción final se detiene con los inscritos por el Papa Pío XII]. Habría de transcurrir un tiempo considerable y largas investigaciones de sus graves omisiones y de su vergonzoso encubrimiento de obispos perversos o irresponsables antes de que se hubiera abierto alguna vez un procedimiento de beatificación.
La centralización de la administración de la Iglesia fue mucho más profunda en sus pontificados. Asumieron la responsabilidad de cada uno de estos pequeños fieles. Diluyeron la responsabilidad de los obispos alentando y engordando las inútiles burocracias de las conferencias de los obispos. Estos pequeños fieles, los niños que fueron maltratados, también fueron SUS fracasos, los fracasos de cada uno de ellos (y también de los papas anteriores y posteriores en un grado menor, pero estos están vivos o no han sido beatificados o canonizados) [N. R. Los antipapas posteriores- Ratzinger y Bergoglio-, también, y en el mismo grado porque no hicieron nada y los pecados de este tipo se multiplicaron numéricamente. Pero los Papas anteriores nada tiene que ver en este tema, pues en sus tiempos si se conocía el delito se degradaba al clérigo. Intentar echar esta porquería propia de la iglesia conciliar a la santa Iglesia Católica, es el colmo de estos falsos católicos como Rorate Caeli, que no dejan de reconocer como papas a los herejes]
En el futuro seguramente llegará el momento de reevaluar estos pontificados fallidos y hacer todo lo posible para reevaluar estos procedimientos apresurados, en los que se pasaron por alto tanto dolor y tanto fracaso y tanta corrupción. [ N. R.No es necesario esperar al futuro, ya que es obvio que todos estos usurpadores, se sentaron indebidamente sobre la Cátedra de San Pedro, sin ser legítimos papas. Para los que siguen dejándose engañar por esos blog como Rorate Caeli, Adelante la Fe, los cuales reconocen a los herejes como verdaderos papas, sólo tienen que pensar en las palabras de Nuestro señor Jesucristo: ” un árbol malo no puede dar frutos buenos, ni un árbol bueno frutos malos”. Es evidente que los frutos de estos falsos papas son malísimos, y hasta nauseabundos. Y a vosotros, falsa resistencia que engañáis a los sencillos ¿No se os va a reevaluar por ayudar a que los pequeños fuesen a venerar la ampolla de la sangre pecadora de wojtyla,  un hereje, que ni fue santo, ni papa? ¿Pensáis que no os va a pedir cuenta Dios por dar a los hambrientos aspices en lugar de pan? ¡de Dios nadie se ríe, ni siquiera vosotros!]