«La santidad de la vida no es un beneficio singular que se concede a algunos privilegiados y no a los demás, sino que a ella todos estamos llamados y es un deber común: que la consecución de las virtudes, aunque cuesta, es posible para todos con la ayuda de la gracia divina que a nadie se niega». (Pío XI, Encl. Rerum Omnium)

Podrá consultar el Martirologio de cada mes en el menú al pie de esta pagina “MARTIROLOGIO

MARTIROLOGIO DEL PAPA PÍO XII

FEBERO DE 2018

L M M J V S D
 1 2 3 Sexagésima 4
5 6 7 8 9 10 Quinquagésima 11
12 13 14 Ceniza 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26  27 28 [29      

FEBRERO
1 de febrero
San Cecilio, Obispo y Mártir D. – Rojo.

San Cecilio fue el primer obispo de Granada cuando, bajo la dominación romana, se llamaba todavía Illíberis. Fue uno de los que la tradición llama “varones apostólicos” enviados a España por San Pedro y San Pablo a predicar el evangelio. Los otros seis son: Torcuato, Segundo, Indalecio, Tesifonte, Eufrasio y Hesiquio. La vida de todos ellos está oculta tras los velos de la leyenda transmitida oralmente. Se sabe a ciencia cierta que San Cecilio fue obispo de Illíberis, que escribió algunos tratados para instrucción de los fieles y que sufrió martirio bajo la dominación de Nerón, supuestamente quemado en el monte Illipulitano. Pero la larga dominación árabe destruyó todos los rastros de cristianismo. Granada estuvo bajo los sarracenos casi ochocientos años; no los suficientes para perderse la memoria y la tradición, pero sí para no quedar ni rastro de documentos ni reliquias. San Cecilio es patrón de Granada, y su fiesta se celebra el 1 de febrero.
Oración: Dios todopoderoso, ved cómo pesa sobre nosotros la carga de nuestras propias obras, y fortificad nos por medio de la gloriosa intercesión del Patrón de Granada San Cecilio, vuestro mártir y pontífice. Por N. S. J. C. Amén.
1.- San Ignacio, Obispo de Antioquía y Mártir, que gloriosamente consumó el martirio el 20 de Diciembre. San Ignacio, obispo de Antioquía, tenía en los labios, sin cesar, el nombre de Jesús. Este amor por Jesús encendió su deseo de asemejársele. Fue condenado a ser comido por los leones. Soy –dice el santo– trigo de Dios que debe ser molido por los dientes de las fieras para ser pan de Cristo. Murió pronunciando el nombre de Jesús, el año 110.
Oración: Omnipotente Dios, mirad nuestra debilidad, mirad cómo el peso de nuestras propias obras nos agobia, y fortificadnos por la gloriosa intercesión de San Ignacio, vuestro mártir y pontífice. Por J. C. N. S.
2.- En Esmirna, san Pionio, Presbítero y Mártir, el cual, después de escribir apologías de la fe cristiana y sufrir una inmunda prisión, donde con sus exhortaciones esforzó a muchos hermanos al martirio, por fin, atormentado con muchos suplicios, traspasado con clavos y arrojado en una hoguera, recibió feliz muerte por Cristo. Padecieron juntamente con él otros quince.
3.- En Ravena, san Severo, Obispo, elegido a causa de sus preclaros méritos, por haberse posado sobre él una paloma.
4.- En Tres-Castillos, ciudad de Francia, san Pablo, Obispo, cuya vida resplandeció en virtudes, y su preciosa muerte atestiguan los milagros.
5.- En Kildare de Irlanda, santa Brígida, Virgen, la cual, tocando, en prueba de su virginidad, la madera del altar, la hizo súbitamente reverdecer.
6.- En Castro-Florentino de Toscana, santa Veridiana, Virgen reclusa, de la Orden de Valleumbrosa.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

2 de febrero
Purificación de la Bieneventurada Virgen María, D. 2ª. cl. – Blanco

La Purificación de la bienaventurada Virgen María, que los Griegos llaman el Encuentro del Señor.
Cumplido asimismo el tiempo de la purificación de la madre, según la ley de Moisés, llevaron el niño a Jerusalén, para presentarlo al Señor.
María va al templo a someterse a la ley de la purificación, aunque esté exenta de ella en su calidad de virgen y de Madre de Dios. Va al templo a presentar a Jesús a su Padre Eterno; lo rescata ofreciendo por él dos tortolitas. Simeón, a quien el Señor ha revelado que no morirá sin haber visto al Mesías, lo reconoce en los brazos de María, lo adora, y predice a su santísima Madre todo lo que Ella deberá sufrir.
Oración: Dios todopoderoso y eterno, escuchad benigno las súplicas que dirigimos a vuestra suprema Majestad, y así como vuestro Unigénito fue hoy presentado al templo, revestido de carne semejante a la nuestra, haced que nos presentemos ante Vos con un corazón purificado. Por J. C. N. S.
1.- En Cesarea de Palestina, san Cornelio, Centurión, a quien el Apóstol san Pedro bautizó y elevó al honor del Episcopado en dicha ciudad.
2.- En Roma, en la vía Salaria, el martirio de san Aproniano, Alcaide, que, Gentil aún, como sacase de la cárcel a san Sisinio para presentarle al Prefecto Laodicio, y oyese una voz del cielo que decía: «Venid, benditos de mi Padre, recibid el reino que os está preparado desde el principio del mundo», creyó y fue bautizado, y después, confesando al Señor, condenado a pena capital, recibió la muerte.
3.- En Roma igualmente, los santos Mártires Fortunato, Feliciano, Firmo y Cándido.
4.- En Orleáns de Francia, san Flósculo, Obispo.
5.- En Cantórbery de Inglaterra, el tránsito de san Lorenzo, Obispo, que después de san Agustín gobernó aquella Iglesia e hizo cristiano al mismo Rey.
6.- En Prato de Toscana, santa Catalina de Riccis, Virgen Florentina, de la Orden de Predicadores, insigne por la abundancia de dones celestiales; a la cual, el Sumo Pontífice Benedicto XIV puso en el catálogo de las santas Vírgenes.
7.- En Burdeos, santa Juana de Lestonnac, Viuda, Fundadora del Instituto de las Hijas de la Virgen santa María, insigne por su amor a la caridad y por la solicitud en la educación de las niñas; a la cual el Papa Pío XII agregó al número de las santas.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

3 de febrero
San Blas, Obispo y Mártir S – Rojo

En Sebaste de Armenia, el triunfo de san Blas, Obispo y Mártir, obrador de muchos milagros; el cual, siendo Presidente Agricolao, después de prolongados golpes y ser colgado de un palo, en que le desgarraron las carnes con garfios de hierro, fue encerrado en lóbrego calabozo y sumergido en un lago, del que salió incólume, y finalmente, por sentencia del mismo Juez, en compañía de dos niños, murió decapitado. Antes de él, siete mujeres, que recogían las gotas de sangre que el Mártir derramaba en los tormentos, presas por Cristianas, fueron todas, después de crueles suplicios, pasadas a cuchillo.
Oración: Oh Dios, que todos los años nos proporcionáis un nuevo motivo de alegría con la solemnidad de vuestro mártir y pontífice San Blas, haced, por vuestra bondad, que honrando su nacimiento al cielo, experimentemos aquí abajo los efectos de su protección. Por J. C. N. S.
1.- En África, san Celerino, Diácono, que por diecinueve días encerrado en la cárcel, en el cepo, cadenas y varios tormentos, confesó gloriosamente a Cristo; de modo que, venciendo al adversario con su inexpugnable constancia en el combate, abrió a los demás el camino de la victoria.
2.- Allí mismo, tres santos Mártires consanguíneos del mismo san Celerino Diácono, a saber: Laurentino, su tío paterno; Ignacio, tío materno, y Celerina, su abuela, que habían sido antes que él coronados del martirio; de cuyas gloriosas alabanzas queda una carta de san Cipriano.
3.- Igualmente en África, los santos Mártires Félix, Sinfronio, Hipólito y sus Compañeros.
4.- En la ciudad de Gap, en Francia, los santos Tigido y Remedio, Obispos.
5.- En Lyon de Francia, los santos Lupicino y Félix, también Obispos.
6.- En Bremen, san Anscario (Oscar), Obispo primeramente de Hamburgo y luego, a la vez, de Bremen; el cual convirtió a la fe de Cristo los Suecos y Dinamarqueses, y fue nombrado por el Papa Gregorio IV Legado Apostólico de todo el Septentrión.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

4 de febrero
S. Andrés Corsini, Obispo y Confesor D. – Blanco.

San Andrés Corsino, de la Orden Carmelitana, Obispo de Fiésole y Confesor, cuya dichosa muerte se conmemora el día 6 de Enero.
Este santo no respondió al principio a los cuidados de que lo hicieron objeto sus padres; pero a raíz del relato que le hizo su madre de un sueño maravilloso que tuvo a su respecto, fue Andrés a arrojarse a los pies de la Santísima Virgen y tomó la resolución de entrar en la orden del Carmelo. Nombrado a pesar de sus resistencias, obispo de Fiésole, redobló sus austeridades. Todos los días recitaba los salmos penitenciales y las letanías de los santos disciplinándose sin compasión. Murió el 6 de enero de 1373, a los 72 años de edad y a los 13 de su episcopado.
Oración: Oh Dios, que sin cesar nos dais en vuestra Iglesia nuevos ejemplos de virtud, conceded a vuestro pueblo la gracia de seguir con perfección las huellas del bienaventurado Andrés, vuestro confesor pontífice, de modo que pueda un día participar en su recompensa. Por J. C. N. S.
1.- En Roma, san Eutiquio, Mártir, el cual consumó un ilustre martirio y fue sepultado en el cementerio de Calixto; san Dámaso Papa honró más tarde su sepulcro con un epitafio en verso.
2.- En Thmuis de Egipto, el martirio de san Fileas, Obispo de dicha ciudad, y Filoromo, Tribuno militar; los cuales, en la persecución de Diocleciano, no pudiendo ser persuadidos por los parientes y amigos a que mirasen por la propia vida, presentando ambos el cuello al cuchillo, merecieron del Señor la palma del martirio. Con ellos innumerable multitud de fieles de la misma ciudad, siguiendo el ejemplo de su Pastor, recibieron la corona del martirio.
3.- En Fosombrone, los santos Mártires Aquilino, Gemino, Gelasío, Magno y Donato.
4.- En el reino de Malabar, en la India oriental, san Juan de Britto, Sacerdote de la Compañía de Jesús; el cual, habiendo convertido muchos infieles a la fe, fue coronado con glorioso martirio.
5.- En Troyes de Francia, san Aventino, Presbítero y Confesor.
6.- En Pelusio de Egipto, san Isidoro, Presbítero y Monje, señalado en méritos y doctrina.
7.- En Sempringham de Inglaterra, san Gilberto, Presbítero y Confesor, Fundador de la Orden de Sempringham.
8.- En el pueblo de Amatrice, en el Abruzzo, el nacimiento para el cielo de san José de Leonisa, Sacerdote de la Orden de Menores Capuchinos y Confesor; el cual, habiendo padecido crueles tormentos de los Mahometanos por predicar el Evangelio, ilustre en trabajos apostólicos y milagros, fue puesto en el catálogo de los Santos por el Sumo Pontífice Benedicto XIV.
9.- En Bremen, la conmemoración de san Remberto, que fue discípulo de san Anscario, y, en este día, el siguiente a la muerte de su maestro, fue elegido, en su lugar, Obispo de Hamburgo y Bremen.
10.- En Bourges de Aquitania, santa Juana de Valois, Reina de Francia, Fundadora de la Orden de la santísima Anunciación de la Virgen santa María, ilustre por la piedad y por la singular participación de la Cruz, inscrita por el Papa Pío XII en el catálogo de las santas.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias

Vover al calendario

5 de febrero
Sta. Agueda, Virgen y Mártir D. – Rojo

En Catania de Sicilia, el triunfo de santa Águeda, Virgen y Mártir, la cual, imperando Decio, por sentencia del Juez Quinciano, después de torturada, abofeteada, descoyuntada en el potro y cercenados los pechos, la revolcaron sobre tejuelas y brasas; y, finalmente, en la cárcel, mientras oraba al Señor, acabó su vida.
Qué hermoso espectáculo para Jesús, ver a Águeda despreciar los halagos y amenazas del pretor, a fin de conservar su castidad y su fe! Se le quema el pecho, pero San Pedro se le aparece en la prisión y la sana. Se la desnuda y se la arrastra sobre trozos de vasijas rotas y brasas encendidas, y he aquí que un temblor derriba varios edificios y aplasta bajo sus escombros a dos miembros de la familia del tirano. Asustado el gobernador de las murmuraciones del pueblo, la hace conducir de nuevo a la prisión, en la cual expira, después de una breve oración, hacia el año 251.
Oración: Oh Dios, que entre otros milagros de vuestro poder, habéis hecho obtener la victoria del martirio al sexo más débil, haced por vuestra bondad que, celebrando la nueva vida que ha recibido en el cielo la bienaventurada Águeda, vuestra virgen mártir, saquemos provecho de sus ejemplos para marchar por el camino que conduce a Vos. Por J. C. N. S.
1.- En Nangasachi del Japón, el suplicio de veintiséis Mártires: de ellos tres Sacerdotes, un Clérigo y dos Legos pertenecían a la Orden de los Menores; otros tres, uno de ellos Clérigo, a la Compañía de Jesús, y diecisiete a la Orden tercera de san Francisco. Todos ellos, crucificados y alanceados por la fe católica, mientras alababan al Señor y predicaban la misma fe, acabaron gloriosamente. El Sumo Pontífice Pío IX los puso en el catálogo de los Santos.
2.- En el Ponto, la conmemoración de muchísimos santos Mártires, en la persecución de Maximiano; de ellos unos, bañados en plomo derretido; otros, atormentados en las uñas con cañas agudísimas y vejados con muchos y horrendos suplicios varias veces repetidos, merecieron del Señor, con tan ilustre martirio, las palmas y coronas.
3.- En Alejandría, san Isidoro, soldado y Mártir, a quien, en la persecución de Decio, Numeriano, General del ejército, cortó la cabeza por la fe de Cristo.
4.- En Viena, san Avito, Obispo y Confesor, por cuya fe, celo y admirable doctrina se preservaron las Galias de la herética peste del Arrianismo.
5.- En Seben de la Recia segunda, san Ingenuíno, Obispor, cuya vida fue ilustre en milagros. Su sagrado cuerpo fue más tarde trasladado a Brixen, donde se guarda honoríficamente
6.- En Brixen, san Albuíno, Obispo, el cual trasladóla Cátedra Episcopal de Seben a dicha ciudad, donde, esclarecido en milagros, pasó al Señor.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

6 de febrero
S. Tito, Obispo y Confesor D. – Blanco.

San Tito nació gentil y parece que fue convertido por san Pablo, quien lo llama su hijo en Cristo. Su virtud y méritos le ganaron el afecto del apóstol, pues encontramos que lo empleaba como secretario. Pablo lo trata como a su hermano y socio en sus labores, ensalza su celo por sus hermanos y expresa el consuelo que en él encontraba. En una ocasión declaró que no estaba tranquilo, porque no había encontrado a Tito en Troas.
Oración: Oh Dios, que hiciste brillar con virtudes apostólicas a san Tito, concédenos, por su intercesión, que, después de vivir en este mundo en justicia y santidad, merezcamos llegar al reino de los cielos. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
1.- En Cesarea de Capadocia, el triunfo de santa Dorotea, Virgen y Mártir; la cual, siendo Sapricio Presidente de aquella Provincia, primeramente fue extendida en el potro, después abofeteada mucho tiempo y, por último, sentenciada a pena capital. En su martirio se convirtió a la fe de Cristo un abogado llamado Teófilo, que, siendo al punto horriblemente atormentado en el ecúleo, fue, por último, pasado a cuchillo.
2.- En Emesa de Fenicia, san Silvano, Obispo, el cual, habiendo gobernado cuarenta años aquella Iglesia, por fin, en la persecución de Maximiano, echado a las fieras junto con otros dos, y despedazado miembro a miembro, recibió la palma del martirio.
3.- El mismo día, los santos Mártires Saturnino, Teófilo y Revocata.
4.- En Auvernia de Francia, san Antoliano, Mártir.
5.- En Arras de la Galia, san Vedasto (Gastón), Obispo de la misma ciudad, cuya vida y muerte fue gloriosa en muchos milagros.
6.- En Elne de Francia, san Amando, Obispo de Utrech, que en vida y en muerte resplandeció con ilustres milagros. De su nombre se llamó después la ciudad en que había edificado un monasterio y acabado su vida mortal.
7.- En Bolonia, san Guarino, Cardenal y Obispo de Palestrina, ilustre en santidad de vida.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

7 de febrero
San Romualdo, Abad D. – Blanco

San Romualdo, Abad, Padre de los Monjes Camaldulenses, cuya muerte se conmemora el día 19 de Junio, pero su fiesta, por la Traslación de su cuerpo, se celebra principalmente en este día.
San Romualdo, fundador de los camaldulenses, vivió desordenadamente sus primeros años; empero, habiendo acompañado a su padre a un duelo, la muerte del adversario, que era un pariente, tan hondamente lo impresionó, que se retiró a un monasterio y persuadió a su padre a hacer otro tanto. Al trabajo manual unía rigurosos ayunos e increíble fervor de oración. No podía soportar que se rezase con tibieza. “Es mejor –decía– recitar con fervor un solo salmo, que no cien con indolencia”. Murió en el año 1027.
Oración: Haced, os suplicamos, Señor, que la intercesión de San Romualdo, abad, nos haga agradables ante Vuestra Majestad, y que obtengamos, por sus oraciones, las gracias que no podemos esperar de nuestros méritos. Por J. C. N. S.
1.- En Augusta de Bretaña, que ahora se llama Londres, el triunfo de san Áugulo, Obispo, el cual, coronando con el martirio el curso de su vida, mereció recibir los premios eternos.
2.- En Frigia, san Adauco, Mártir, de esclarecido linaje italiano, a quien los Emperadores honraron con casi toda suerte de dignidades; y por fin, desempeñando aún el oficio de Cuestor, fue ennoblecido, por defender la fe, con la corona del martirio.
3.- Allí mismo, el triunfo de muchísimos santos Mártires, todos conciudadanos, cuya cabeza era el mismo Adauco; los cuales, siendo todos Cristianos y persistiendo constantes en la confesión de la fe, fueron consumidos en las llamas por el Emperador Galerio Maximiano.
4.- En Heraclea del Ponto, san Teodoro, jefe del Ejército, el cual, imperando Licinio, después de muchos tormentos, cortada la cabeza, voló vencedor al cielo.
5.- En Egipto, san Moisés, Obispo venerable, que primero hizo en el yermo vida solitaria, y después, creado Obispo a petición de Mauvia, Reina de los Sarracenos, convirtió en gran parte a la fe aquella gente ferocísima, y, glorioso en méritos, descansó en paz.
6.- En Luca de Toscana, el tránsito de san Ricardo, Rey de los Ingleses, que fue padre de san Villebaldo, Obispo de Eichstadt, y de santa Walburga Virgen.
7.- En Bolonia, santa Juliana, Viuda.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

8 de febrero
S. Juan de Mata, Confesor D. – Blanco

San Juan de Mata, Presbítero y Confesor, que fue Fundador de la Orden de la Santísima Trinidad, Redención de cautivos, y durmió en el Señor el 17 de Diciembre.
Este santo es el fundador de la orden de la Santísima Trinidad, destinada, al igual que la que más tarde fundó San Pedro Nolasco, al rescate de los cristianos cautivos de los moros. Tan baja opinión tenía de sí mismo y un respeto tan grande por el sacerdocio, que no consintió en ser ordenado sino por obediencia a los insistentes requerimientos del arzobispo de París. En el mismo día de su primera misa Dios le inspiró la generosa resolución de trabajar para la salvación de los cristianos que gemían en la esclavitud.
Oracion: Oh Dios, que milagrosamente habéis instituido, por medio de San Juan de Mata, la orden de la Santísima Trinidad, para el rescate de los cautivos del poder de los sarracenos, haced, benignamente, que ayudados por sus méritos y por vuestra gracia, seamos librados de la cautividad del cuerpo y del alma. Por J. C. N. S.
1.- En Somasca, territorio de Bérgamo, el tránsito de san Jerónimo Emiliano, Confesor, que fue Fundador de la Congregación de Somasca; el cual, ilustre en vida y después de la muerte, con muchos milagros, fue canonizado por el Sumo Pontífice Clemente XIII y elegido y declarado por el Papa Pío XI universal Patrono ante Dios de los huérfanos y de la juventud abandonada. Su fiesta se celebra el día 20 de Julio.
2.- En Roma, los santos Mártires Paulo, Lucio y Ciríaco.
3.- En la Armenia Menor, el triunfo de los santos Mártires Dionisio, Emiliano y Sebastián.
4.- En Constantinopla, el triunfo de los santos Mártires, Monjes del monasterio de Dío, los cuales, por la defensa de la fe católica, y porque habían llevado cartas del Papa san Félix III contra Acacio, recibieron muerte cruelísima.
5.- En Persia, la conmemoración de los santos Mártires, que en tiempo de Cábadas, Rey de los Persas, por la fe cristiana fueron muertos con diversos suplicios.
6.- En Alejandría, el suplicio de santa Coínta, Mártir, en tiempo del Emperador Decio, a la cual arrebataron los Gentiles, y, conducida a los ídolos, la obligaban a adorarlos; mas rehusándolo ella con abominación, la ataron por los pies con una soga, y arrastrándola así atada por las plazas de la ciudad, la despedazaron con horrendo suplicio.
7.- En Pavía, san Juvencio, Obispo, que trabajó valerosamente por el Evangelio.
8.- En Milán, el dichoso tránsito de san Honorato, Obispo y Confesor.
9.- En Verdún de Francia, san Pablo, Obispo, ilustre por; el don de milagros.
10.- Junto a Muret, territorio de Limoges, el tránsito de san Esteban, Abad, Fundador de la Orden de Grandmont, ilustre en virtudes y milagros.
11.- En el monasterio de Vallehumbrosa, el beato Pedro, Cardenal y Obispo de Albano, de la Orden de Vallehumbrosa, llamado el ígneo, porque pasó ileso por el fuego.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

9 de febrero
S. Cirilo de Alejandría, Ob. Conf. y Doctor de la Iglesia D. – Blanco

San Cirilo, Obispo de Alejandría, Confesor y Doctor de la Iglesia, de cuyo tránsito se hace memoria el 28 de Enero.
San Cirilo, obispo y doctor de la Iglesia, que, elegido para ocupar la sede de Alejandría de Egipto, mostró singular solicitud por la integridad de la fe católica, y en el Concilio de Éfeso defendió el dogma de la unidad y unicidad de las personas en Cristo y de la divina maternidad de la Virgen María.
Oración: Señor, tú que hiciste de tu obispo san Cirilo de Alejandría un defensor invicto de la maternidad divina de la Virgen María, concédenos a cuantos la proclamamos verdadera Madre de Dios llegar, por la encarnación de tu Hijo, a la salvación eterna. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
El mismo día:
Santa Apolonia, Virgen y Mártir
En Alejandría, el triunfo de santa Apolonia, Virgen y Mártir, a quien, imperando Decio, primeramente arrancaron los verdugos todos los dientes, y después, preparada y encendida una hoguera, amenazaron con quemarla viva si no profería con ellos palabras impías; mas ella, deliberando un momento consigo misma, se desasió repentinamente de las manos de aquellos impíos, y encendida el alma en el fuego del Espíritu Santo, mayor del que le tenían preparado, espontáneamente saltó a la hoguera, dejando consternados aun a los mismos autores de la crueldad, al ver una mujer más pronta a morir que el verdugo a quitarle la vida.
Oración: Oh Dios, que entre los maravillosos efectos de vuestro poder habéis hecho obtener la victoria del martirio al sexo más débil, haced, os suplicamos, que celebrando el nacimiento al cielo de vuestra virgen y mártir Santa Apolonia, nos aprovechemos de sus ejemplos para marchar por el camino que conduce a Vos. Por J. C. N. S.
1.- En Roma, el suplicio de los santos Alejandro y otros treinta y ocho, que fueron con él coronados.
2.- En el castillo de Lemela, en África, los santos Mártires Primo y Donato, Diáconos, los cuales, custodiando el altar en la Iglesia, fueron muertos por los Donatistas.
3.- En Soli de Chipre, los santos Mártires Ammonio y Alejandro.
4.- En Antioquía, san Nicéforo, Mártir, el cual, en tiempo de Valeriano, decapitado, recibió la corona del martirio.
5.- En el monasterio de Fontenelle, en Francia, san Ansberto, Obispo de Ruán.
6.- En Canosa de la Pulla, san Sabino, Obispo y Confesor; el cual, como refiere san Gregorio Papa, adornado del espíritu de profecía y don de milagros, estando ya ciego, como un criado sobornado con dádivas le ofreciese una copa envenenada, lo conoció por inspiración divina, y profetizando la venganza que Dios tomaría pronto del sobornador, y haciendo la señal de la cruz, bebió seguro el veneno sin recibir ningún daño.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

10 de febrero
Santa Escolástica, Virgen D. – Blanco

En Monte-Casino, santa Escolástica, Virgen, hermana de san Benito Abad; cuya alma vio el Santo, en forma de paloma, salir del cuerpo y volar al cielo.
Santa Escolástica iba cada año a visitar a su ilustre hermano San Benito. Éste, no tolerando que una mujer entrase en su monasterio, la recibía en una casa cercana al Monte Cassino. En su última visita, rogó a su hermano prolongase hasta el día siguiente su piadosa conversación. Habiéndole respondido el santo que no podía pasar la noche fuera de su claustro, apoyó Escolástica su cabeza en la mesa, prorrumpiendo en lágrimas, y de inmediato Dios envió una violenta tempestad, para impedir a Benito el regreso a su monasterio. Tres días después, vio el santo el alma de su hermana subir al cielo en forma de paloma.
Oración: Oh Dios, que para mostrar la inocencia de Escolástica, vuestra virgen, hicisteis subir su alma al cielo en forma de paloma, concedednos por sus méritos y oraciones que vivamos una vida tan pura, que merezcamos llegar a las alegrías eternas. Por J. C. N. S.
1.- En Roma, los santos Mártires Zótico, Ireneo, Jacinto y Amancio.
2.- Allí mismo, en la vía Lavicana, diez santos soldados Mártires.
3.- También en Roma, en la vía Apia, santa Sotera, Virgen y Mártir, que, según escribe san Ambrosio, siendo de noble linaje, menospreció por Cristo los Consulados y Prefecturas de sus padres; y por no ofrecer sacrificios, como le ordenaban, fue cruel y prolongadamente abofeteada, y superados también otros géneros de tormentos, por último, pasada a cuchillo; voló alegre al celestial Esposo.
4.- En Campania, san Silvano, Obispo y Confesor.
5.- En el Establo de Rodas, territorio de Siena, san Guillermo, Ermitaño.
6.- En una aldea de Ruán, santa Austreberta, Virgen, célebre en milagros.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

11 de febrero
Aparición de la Inmaculada. Dm. – Blanco

En Lourdes de Francia, la Aparicion de la bienaventurada Virgen María Inmaculada.
El 11 de febrero de 1858, la Santísima Virgen dignose mostrarse por primera vez a Santa Bernardita Soubirous; la última aparición tuvo lugar el 16 de julio de ese mismo año. Desde entonces, las peregrinaciones se han sucedido procedentes de todas las partes del mundo, y, en multitud, los enfermos han acudido a implorar a María Inmaculada. Muchos han obtenido una milagrosa curación, muchos otros han recibido la gracia de soportar sus padecimientos con espíritu de fe y de ofrecerlos a Dios.
Oración: Oh Dios, que por la Inmaculada Concepción de la Virgen habéis preparado un digno santuario a vuestro Hijo, concedednos, os suplicamos, que, celebrando la aparición de María Santísima, obtengamos la salud del alma y del cuerpo. Por J. C. N. S.
1.- En Andrinópolis de Tracia, los santos Mártires Lucio, Obispo, y sus compañeros, en tiempo de Constancio. Lucio, habiendo padecido muchísimo de loas Arrianos, consumó el martirio en la prisión; los otros, los más nobles de la ciudad, por no querer comunicar con los Arrianos anatematizados a la sazón en el Concilio Sardicense, fueron condenados a muerte por el Conde Filagrio.
2.- En África, el triunfo de los santos Mártires Saturnino, Presbítero, Dativo, Félix, Ampelio y sus Compañeros; los cuales, en la persecución de Diocleciano, acudiendo, como de costumbre, a solemnizar el Domingo, presos por los soldados, padecieron el martirio por orden del Procónsul Anolino.
3.- En Numidia, la conmemoración de muchísimos santos Mártires, que, apresados en la misma persecución, y no queriendo, conforme al edicto imperial, entregar las divinas Escrituras, con atrocísimos suplicios fueron atormentados y muertos.
4.- En Roma, san Gregorio II, Papa, que resistió acérrimamente a la impiedad de León Isáurico, y envió a Alemania a san Bonifacio a predicar el Evangelio.
5.- También en Roma, san Pascual I, Papa, que sacó de las criptas muchos cuerpos de santos Mártires, y los colocó honoríficamente en diversas Iglesias de la Ciudad.
6.- En Ravena, san Calócero, Obispo y Confesor.
7.- En Milán, san Lázaro, Obispo.
8.- En Capua, san Castrense, Obispo.
9.- En Castro-Landón de Francia, san Severino, Abad del monasterio de Acauno, por cuyas oraciones el piadoso Rey Clodoveo curó de una larga enfermedad.
10.- En Egipto, san Jonás, Monje, esclarecido por sus virtudes.
11.- En Viena de Francia, la Traslación del cuerpo de san Desiderio, Obispo y Mártir, desde el territorio de Lyon, en que había padecido el martirio el 23 de Mayo.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

12 de febrero
Los 7 Santos Fundadores de los Servitas, Confesores D. – Blanco

Los siete santos Fundadores de la Orden de los Siervos de la Virgen María: Bonfilio, Bartolomé, Juan, Benito, Gerardino, Ricovero y Alejo, todos mercaderes de Florencia, que se retiraron de común acuerdo al monte Senario para servir a la Santísima Virgen María, y fundaron para ello una Orden bajo la Regla de san Agustín. Son conmemorados en este día, en el que falleció, ya centenario, el último de ellos, Alejo.
Oración: Señor, infunde en nosotros el espíritu de amor que llevó a estos santos hermanos a venerar con la mayor devoción a la Madre de Dios, y les impulsó a conducir a tu pueblo al conocimiento y al amor de tu nombre. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
1.- Los siete santos Fundadores de la Orden de Siervos de la bienaventurada Virgen María, Confesores, cuya muerte se conmemora en sus días respectivos. En vida los asoció un espíritu de verdadera fraternidad, y después de muertos los unió el culto con que a todos juntos veneró el pueblo fiel, y el haberlos también canonizado a una el Papa León XIII.
2.- En África, san Damián, soldado y Mártir.
3.- En Cartago, los santos Modesto y Julián, Mártires.
4.- En Alejandría, los santos infantes Modesto y Ammonio, Mártires.
5.- En Barcelona de España, santa Eulalia, Virgen, la cual, en el imperio de Diocleciano, habiendo sufrido el potro, las uñas aceradas y el fuego, por último, clavada en una cruz, recibió la gloriosa corona del martirio.
6.- En Constantinopla, san Melecio, Obispo de Antioquía, el cual, habiendo sufrido muchas veces el destierro, por defender la fe católica, al fin pasó al Señor en aquella ciudad. San Juan Crisóstomo y san Gregorio Niseno celebraron sus virtudes con grandísimos encomios.
7.- También en Constantinopla, san Antonio, Obispo, en tiempo del Emperador León VI.
8.- En Verona, san Gaudencio, Obispo y Confesor.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

13 de febrero
S. Martiniano, Ermitaño D. – Blanco

En Atenas, en Grecia, san Martiniano, que había abrazado la vida eremítica cerca de Cesarea, en Palestina (c. 398).
San Martiniano se retiró al desierto a la edad de 18 años. Llegose allí el demonio a tentarlo. Estaba a punto de sucumbir y abandonar su celda, cuando fue detenido por este pensamiento: ¡Desdichado, Dios te ve! Rechazó la tentación y volvió a emprender, con mayor ardor, sus ejercicios de piedad. Redobló el demonio sus esfuerzos para arrancarlo de la soledad y arrojarlo al mundo, donde esperaba hacerlo abandonar el servicio de Dios: pero San Martiniano triunfó de sus ataques por medio del ayuno, la mortificación y la oración.
Oración: Oh Dios, que cada año nos proporcionáis un nuevo motivo de júbilo en la fiesta del bienaventurado Martiniano, vuestro confesor, haced, benignamente, que honrando la nueva vida que ha recibido en el cielo, imitemos la que vivió en la tierra. Por J. C. N. S.
1.- En Antioquía, el nacimiento para el cielo de san Agabo, Profeta, de quien escribe san Lucas en los Hechos de los Apóstoles.
2.- En Todi de la Umbría, san Benigno, Presbítero y Mártir; el cual, en tiempo de los Emperadores Diocleciano y Maximiano, como no cesase de predicar, con la palabra y el ejemplo, la fe cristiana, fue preso por los idólatras, y atormentado con varios suplicios, coronó el ministerio sacerdotal con la gloria del martirio.
3.- En Melitina de Armenia, san Polieuto, Mártir, que en la persecución de Decio, a costa de muchos tormentos, alcanzó la corona del martirio.
4.- En Lyon de Francia, San julián, Mártir.
5.- En Ravena, las santas Fusca, Virgen, y Maura, su nodriza; las cuales, en el imperio de Decio, habiendo padecido muchas penalidades por orden del Presidente Quinciano, finalmente, traspasadas con una espada, consumaron el martirio.
6.- En Lyon de Francia, san Esteban, Obispo y Confesor.
7.- En Rieti, san Esteban, Abad, varón de admirable paciencia, a cuyo tránsito, como refiere san Gregorio Papa, asistieron los santos Ángeles, que fueron vistos de los circunstantes.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

14 de febrero
San Valentín, Presbítero y Mártir S. – Rojo

En Roma, en la vía Flaminia, el triunfo de san Valentín, Presbítero y Mártir, que, siendo insigne por el don de curaciones y por la doctrina, fue apaleado y degollado por orden del César Claudio.
San Valentín, en su prisión, rogaba a Jesús que iluminase a los gentiles con los rayos de su divina luz. Asterio, lugarteniente del prefecto de Roma, oyó su plegaria, y le prometió creer que Jesús es la luz del mundo si devolvía la vista a su hija. Púsose el santo en oración y restituyó la vista a la ciega, con lo que Asterio, con toda su familia, se convirtió. Algunos días después, Valentín fue azotado y, finalmente, se le cortó la cabeza.
Oración: Haced, os suplicamos, Dios omnipotente, que celebrando el nacimiento al cielo de vuestro bienaventurado mártir Valentín, obtengamos por sus oraciones ser librados de todos los males que nos amenazan. Por J. C. N. S.
1.- Allí mismo, el tránsito de san Cirilo, Obispo y Confesor; el cual, junto con su hermano san Metodio, también Obispo, cuyo tránsito se conmemora el 6 de Abril, trajo a la fe de Cristo a muchas naciones Eslavas y a sus Reyes. La fiesta de ambos se celebra el 7 de Julio.
2.- En Roma también, los santos Mártires Vidal, Felícula y Zenón.
3.- En Terni, san Valentín, Obispo y Mártir, a quien después de prolongados azotes, echaron en la cárcel; mas no pudiendo vencerle, sacáronle de ella en el silencio de la medianoche y le degollaron por orden de Plácito, Prefecto de la ciudad.
4.- En Alejandría, los santos Mártires Cirión, Presbítero, Basiano, Lector, Agatón, Exorcista, y Moisés, todos los cuales, abrasados en la hoguera, volaron al cielo.
5.- En Terni, los santos Próculo, Efebo y Apolonio, Mártires; los cuales, velando junto al cuerpo de san Valentín, presos de orden del Consular Leoncio, fueron muertos con la espada.
6.- En Alejandría, los santos Mártires Baso, Antonio y Protólico, que fueron sumergidos en el mar.
7.- También en Alejandría, los santos Mártires Dionisio y Ammonio, degollados.
8.- En Nápoles de Campania, san Nostriano, Obispo, que fue insigne en defender la fe católica contra la herejía.
9.- En Ravena, san Eleucadio, Obispo y Confesor.
10.- En Bitinia, san Auxencio, Abad.
11.- En Sorrento, san Antonino, Abad, que, retirándose del monasterio de Monte Casino, asolado por los Longobardos, a un lugar solitario de aquella ciudad, allí mismo, célebre en santidad, durmió en el Señor. Su cuerpo resplandece cada día con muchos milagros, principalmente en librar energúmenos.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

15 de febrero
Santos Faustino y Jovita, Mártires. S. – Rojo

En Brescia, el triunfo de los santos Mártires Faustino y Jovita, hermanos, que en el imperio de Adriano, al cabo de muchos y gloriosos combates sostenidos por la fe de Cristo, recibieron la victoriosa corona del martirio.
Faustino y Jovita [nombre masculino], que eran hermanos, habían nacido en Brescia, de noble cuna. Las «Actas» de estos mártires son de autoridad dudosa, de suerte que lo único cierto son sus nombres y el hecho de su martirio. Según la tradición de Brescia, ambos santos predicaron valientemente el cristianismo, en tanto que el obispo de la ciudad se había escondido por temor. Su celo excitó la furia de los paganos. Un poderoso señor pagano, llamado Julián, les aprehendió. Los mártires fueron torturados y enviados a Milán. Roma y Nápoles, de donde volvieron finalmente a Brescia. Citaremos un hecho para ilustrar el carácter extravagante de estas novelas hagiográficas: Se cuenta que durante el viaje de Roma a Nápoles, los santos bautizaron a 191,128 personas; 42,118 en Lubras, 22,600 en el Puente Milvio, 73,200 en Roma y 53,210 en Nápoles. En vista de que ni las torturas ni las amenazas consiguieron doblegar su constancia, el emperador Adriano, que se hallaba de paso en Brescia, ordenó que fuesen decapitados. La ciudad de Brescia les venera como sus principales patronos y pretende poseer sus reliquias.
1.- En Roma, san Cratón, Mártir, que bautizado con su esposa y toda su familia por san Valentín, Obispo, no mucho después, juntamente con ellos, consumó el martirio.
2.- En Terni, el nacimiento para el cielo de los santos Mártires Saturnino, Cástulo, Magno y Lucio.
3.- Allí mismo, santa Ágape, Virgen y Mártir.
4.- En Vaison de las Galias, san Quinidio, Obispo, cuya muerte atestiguan que fue preciosa en el acatamiento del Señor los frecuentes milagros.
5.- En Capua, san Decoroso, Obispo y Confesor.
6.- En la provincia de Valeria, san Severo, Presbítero, el cual, como escribe san Gregorio Papa, con sus lágrimas devolvió la vida a un difunto.
7.- En Antioquía, san José, Diácono.
8.- En Auvernia de Francia, santa Georgia, Virgen.
9.- En Paray-le-Monial, de Borgoña, en Francia, san Claudio La Colombière, presbítero de la Compañía de Jesús, que siendo hombre entregado a la oración, con sus consejos dirigió a muchos en su esfuerzo para amar a Dios (1682).
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

16 de febrero
Santa Juliana, Virgen y Mártir – Rojo

En Nicomedia, santa Juliana, Virgen y Mártir; la cual, imperando Maximiano, fue primero azotada cruelmente por su padre Africano, después atormentada de varias maneras por el Prefecto Evilasio, con quien había rehusado casarse, y luego encerrada en una cárcel, donde visiblemente luchó con el demonio; últimamente, habiendo vencido el suplicio del fuego y el de una caldera hirviendo, degollada consumó el martirio. Su cuerpo fue más tarde trasladado a Cumas, en Campania.
Oración: Que la bienaventurada Juliana, virgen y mártir, implore por nosotros vuestra misericordia, Señor, ella que siempre os fue agradable por el mérito de su castidad y por su valor en confesar vuestro Santo Nombre. Por J. C. N. S.
1.- En Roma, san Onésimo, de quien escribe el Apóstol san Pablo a Filemón, y a quien después de san Timoteo consagró Obispo de Éfeso, y encomendó la predicación del Evangelio. Conducido preso a Roma, y apedreado por la fe de Cristo, fue primero sepultado allí mismo; mas luego fue trasladado su cuerpo al lugar donde había sido ordenado Obispo.
2.- En Egipto, san Julián, Mártir, con otros cinco mil.
3.- En Cesarea de Palestina, los santos Mártires Egipcios Elías, Jeremías, Isaías, Samuel y Daniel; los cuales, habiendo servido espontáneamente a los Confesores de Cristo condenados a las minas de Cilicia, presos al volver de allí, fueron cruelmente atormentados por el Presidente Firmiliano, en el imperio de Galerio Maximiano, y, finalmente, pasados a cuchillo. Después de ellos, san Porfirio, criado del Mártir Panfilo, y san Seleuco de Capadocia, que habían muchas veces vencido en repetidos combates, fueron de nuevo atormentados, y el uno en el fuego y el otro por la espada recibieron la corona del martirio.
4.- En Brescia, san Faustino, Obispo y Confesor.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

17 de febrero
San Alejo, Confesor S – Blanco

En Florencia, san Alejo de Falconeri, Confesor, uno de los siete Fundadores de la Orden de Siervos de la bienaventurada Virgen María; el cual, siendo de edad de ciento diez años, regalado con la presencia de Jesucristo y de los Ángeles, descansó con santo fin. Su fiesta, con la de sus Compañeros, se celebra el 12 de este mes.
1.- En Roma, el martirio de san Faustino, a quien siguieron a la corona otros cuarenta y cuatro.
2.- En Persia, el triunfo de san Policromo, Obispo de Babilonia; el cual, en la persecución de Decio, herido en la cara con piedras, extendidas las manos y levantados los ojos al cielo, entregó su espíritu.
3.- En Concordia, en los confines de Venecia, los santos Mártires Donato, Secundiano y Rómulo, con otros ochenta y seis compañeros de la misma corona.
4.- En Cesarea de Palestina, san Teodulo, anciano; el cual, siendo de la familia del Presidente Firmiliano, movido con el ejemplo de los Mártires, confesó constantemente a Cristo, y, clavado en una cruz, mereció, con tan distinguido triunfo, la palma del martirio.
5.- En el mismo lugar, san Julián de Capadocia, que, por besar los cuerpos de los dichos Mártires, acusado de Cristiano y conducido al Presidente, fue, por orden de éste, quemado a fuego lento.
6.- En la aldea de Therouanne, en Francia, san Silvino, Obispo de Tolosa.
7.- En el monasterio de Clonenagh, en Irlanda, san Fintano, Presbítero y Abad.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

18 de febrero
San Simeón, Obispo y Mártir S. – Rojo

En Jerusalén, el triunfo de san Simeón, Obispo y Mártir, de quien es tradición fue hijo de Cleofás, y pariente del Salvador, según la carne. Ordenado Obispo de Jerusalén después de Santiago, el llamado hermano del Señor, y sufridos, en la persecución de Trajano, muchos tormentos, consumó el martirio, admirándose todos los presentes, y hasta el mismo Juez, de ver un anciano de ciento veinte años sufrir con tanta fortaleza y constancia el suplicio de la cruz.
Este santo, que era pariente de Jesucristo según la carne, y que tuvo el honor de morir en una cruz como Él, nos enseña que las cruces son favores conque Jesús honra a los que ama. Sucedió el santo a Santiago como obispo de Jerusalén, y después de haber dado admirables pruebas de su celo por la salvación de las almas, rubricó su paciencia padeciendo el suplicio de la cruz.
Oración: Dios todopoderoso, mirad nuestra debilidad, ved cuán agobiados estamos bajo el peso de nuestros pecados, y fortificadnos por la intercesión de San Simeón, vuestro pontífice mártir. Por J. C. N. S.
1.- En Ostia del Tíber, los santos Mártires Máximo y Claudio, hermanos, y Prepedigna, mujer de Claudio, con dos hijos, Alejandro y Cucia, todos de muy esclarecido linaje; los cuales, por orden de Diocleciano, fueron presos y desterrados, y, por fin, quemados en la hoguera, ofrecieron a Dios, en suave olor, el sacrificio del martirio. Sus reliquias, arrojadas al río y buscadas con suma diligencia por los Cristianos, recibieron sepultura junto a la misma ciudad.
2.- En África, los santos Mártires Lucio, Silvano, Rútulo, Clásico, Secundino, Frúctulo y Máximo.
3.- En Constantinopla, san Flaviano, Obispo, que, por defender la fe católica en Éfeso, fue herido a puñadas y coces por la facción del impío Dióscoro, y, arrojado al destierro, a los tres días terminó allí mismo la vida.
4.- En Toledo de España, san Eladio, Obispo y Confesor, a quien san Ildefonso, Obispo Toledano, celebra con muchas alabanzas.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

19 de febrero
San Gabino, Mártir D. – Rojo

En Roma, el triunfo de san Gabino, Presbítero y Mártir, que fue hermano del Papa san Cayo, el cual, aherrojado largo tiempo en la cárcel por Diocleciano, con una preciosa muerte se granjeó los gozos celestiales.
San Gabino, después de la muerte de su esposa, fue ordenado sacerdote. Fue de gran ayuda para el gobierno de la Iglesia, al lado de San Cayo, su hermano, que Sucedió al Papa Eutiquio. Recorría los bosques, penetraba en las cavernas, donde la persecución obligaba a refugiarse a los cristianos; con frecuencia pasaba las noches en el hueco de las rocas y, para fortificar a esos generosos atletas, allí ofrecía el Sacrificio divino. Su celo le mereció la palma del martirio.
Oración: Dios todopoderoso, haced, os suplicamos, que celebrando el nacimiento al cielo del bienaventurado Gabino, vuestro mártir, seamos fortificados por sus oraciones en el amor de vuestro Nombre. Por J. C. N. S.
1.- En África, los santos Mártires Publio, Julián, Marcelo y otros.
2.- En Palestina, la conmemoración de los santos Monjes y otros Mártires que, en odio a la fe cristiana, fueron cruelísimamente muertos por los Sarracenos que acaudillaba Almondir.
3.- En Nápoles de Campania, san Quod-vult-Deus, Obispo de Cartago, el cual, junto con su Clero, puesto por el Rey Arriano Genserico en unas naves rotas, sin remos ni velas, llegó, contra toda esperanza, a Nápoles, y, allí desterrado, murió Confesor.
4.- En Jerusalén, san Zambdas, Obispo.
5.- En Soles de Chipre, san Auxibio, Obispo.
6.- En Benevento, san Barbato, Obispo, que, célebre en santidad, convirtió a los Longobardos y a su Caudillo a la fe de Cristo.
7.- En Milán, san Mansueto, Obispo y Confesor.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

20 de febrero
Santos Mártires en número desconocido

En Tiro de Fenicia, la conmemoración de los santos Mártires, cuyo número sólo es conocido de Dios. Todos ellos, imperando Diocleciano, fueron muertos por Veturio, general del Ejército, a poder de multiplicados y sucesivos tormentos: porque primero les desgarraron con azotes todo el cuerpo, después los echaron a varias clases de fieras; pero saliendo, por divina virtud, completamente ilesos, finalmente, en el bárbaro suplicio del fuego y del cuchillo consumaron el martirio. Animaban a la victoria a esta gloriosa multitud los Obispos Tiranión, Silvano, Peleo y Nilo, y el Presbítero Zenobio, los cuales, con feliz combate, en compañía de los demás, alcanzaron la palma del martirio.
1.- En Constantinopla, san Eleuterio, Obispo y Mártir.
2.- En Persia, el triunfo de san Sadot, Obispo, y otros ciento veintiocho; los cuales, en tiempo de Sapor, Rey de Persia, negándose a adorar al Sol, se granjearon, con muerte cruel, ilustres coronas.
3.- En Chipre, los santos Mártires Potamio y Nemesio.
4.- En Catania de Sicilia, san León, Obispo, que resplandeció en virtudes y milagros.
5.- En el mismo día san Euquerio, Obispo de Orleáns, que, tanto más resplandeció por sus milagros cuanto con más calumnias le acusaban sus émulos.
6.- En Tournay de las Galias, san Eleuterio, Obispo y Confesor.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

21 de febrero
San Seberiano

En Escitópolis de Palestina, san Severiano, Obispo y Mártir, que, oponiéndose acérrimamente a los Eutiquianos, fue muerto al filo de la espada.
1.- En Sicilia, el triunfo de setenta y nueve santos Mártires, que, imperando Diocleciano, por diversos tormentos, merecieron recibir la corona de su confesión.
2.- En Adrumeto de África, los santos Mártires Vérulo, Secundino, Siricio, Félix, Sérvulo, Saturnino, Fortunato y otros dieciséis, los cuales, en la persecución de los Vándalos, por la confesión de la fe católica fueron coronados del martirio.
3.- En Damasco, san Pedro Mavimeno, el cual, por haber dicho a unos Árabes que le visitaron estando enfermo: «Todo el que no abraza la fe Cristiana católica se condena, como también se condenó vuestro falso profeta Mahoma», fue muerto por ellos.
4.- En Metz de Francia, san Félix, Obispo.
5.- En Brescia, san Paterio, Obispo.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

22 de febrero
La Cátedra de San Pedro en Antioquía Dm. – Blanco

En Antioquía, la Cátedra de san Pedro Apóstol, donde por primera vez comenzaron los fieles a llamarse Cristianos.
Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella; y a ti te daré las llaves del reino de los cielos.
La Iglesia celebra en este día la toma de posesión, por San Pedro, del obispado de Antioquía. Bien merecido tenía esta ciudad de que su primer obispo fuese el Príncipe de los apóstoles y Vicario de Jesucristo, pues en ella los fieles hacíanse cada vez más numerosos, y allí, por vez primera, tomaron el bello nombre de cristianos que han conservado después. San Pedro trasladose posteriormente a Roma y estableció en ella su sede episcopal definitiva.
Oración: Oh Dios, que al confiar a San Pedro, vuestro Apóstol, las llaves del reino de los cielos, le disteis el poder de atar y desatar, concedednos por su intercesión la gracia de ser librados de las cadenas que nos sujetan al pecado. Vos, que siendo Dios, vivís y reináis por todos los siglos de los siglos.
1.- En Faenza de la Emilia, el triunfo de san Pedro Damián, Cardenal y Obispo de Ostia y Confesor, de la Orden Calmaldulense, célebre en doctrina y santidad, a quien el Papa León XII declaró Doctor de la Iglesia. Su fiesta se celebra el día siguiente.
2.- En Salamina de Chipre, san Aristión, que, según atestigua san Papías, de quien enseguida se hará mención, fue uno de los setenta y dos discípulos de Cristo.
3.- En Hierápolis de Frigia, san Papías, Obispo de la misma ciudad, que fue discípulo de san Juan el Anciano, y compañero de san Policarpo.
4.- En Arabia, la conmemoración de muchísimos santos Mártires, a quienes, imperando Galerio Maximiano, quitaron la vida cruelísimamente.
5.- En Alejandría, san Abilio, Obispo, que constituido segundo Obispo de aquella ciudad después de san Marcos, desempeñó con insigne virtud el ministerio pastoral.
6.- En Viena de Francia, san Pascasio, Obispo, preclaro por la doctrina y santidad de vida.
7.- En Ravena, san Maximiano, Obispo y Confesor.
8.- En Cortona de Toscana, santa Margarita, de la tercera Orden de san Francisco, que con admirable penitencia y copiosísimas lágrimas lavó incesantemente las manchas de su vida pasada. Su cuerpo, milagrosamente incorrupto, despide un olor suavísimo, y, esclarecido con frecuentes milagros, es allí mismo honrado con gran veneración.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

23 de febrero
San Pedro Damián, obispo, confesor y doctor. D. – Blanco

San Pedro Damián, de la Orden Camaldulense, Cardenal y Obispo de Ostia, Confesor y Doctor de la Iglesia, que voló al cielo el día de ayer.
Pedro quedó huérfano desde muy joven y fue enviado a casa de uno de sus hermanos, ya casado, quien lo trató duramente y lo mandó a cuidar cerdos. Un día encontró una moneda de plata y la empleó en hacer celebrar una misa por el alma de su padre. Dios recompensó su piedad filial. Otro de sus hermanos, llamado Damián, lo recibió en su casa y lo hizo estudiar. Más tarde, Pedro se unió a los Ermitaños de la Santa Cruz, entre los cuales se distinguió por la austeridad de su vida. Esteban IX lo nombró cardenal obispo de Ostia. Después de haber ilustrado su sede con sus eminentes virtudes, volvió a la soledad de Fuente Avellana. Murió en Faenza, en 1072, volviendo de Ravena, adonde el Papa lo había enviado a restablecer el orden y la obediencia a la autoridad pontificia.
Oración: Oh Dios todopoderoso, dignaos concedernos la gracia de seguir los consejos y ejemplos del bienaventurado Pedro, tu confesor pontífice, a fin de que por el desprecio de las cosas terrenales obtengamos los gozos eternos. Por J. C. N. S.
1.- En Esmirna, el triunfo de San Policarpo, discípulo de San Juan Apóstol, y por él consagrado Obispo de aquella ciudad, que fue el Principal de toda el Asia. Después, en tiempo de Marco Antonino y de Lucio Aurelio Cómmodo, en presencia del Procónsul, y vociferando contra él todo el pueblo en el anfiteatro, fue arrojado a la hoguera; pero no recibiendo daño del fuego, atravesado con la espada recibió la corona del martirio. Junto con él fueron martirizados en la misma ciudad otros doce que habían llegado de Filadelfia. La fiesta de san Policarpo se celebra el 26 de enero.
2.- En Sirmio, san Sireno, Monje y Mártir, el cual, preso de orden del Emperador Maximiano y confesando que era Cristiano, fue degollado.
3.- Allí mismo, el triunfo de setenta y dos santos Mártires, que, consumando en dicha ciudad el combate del martirio, entraron en el reino perdurable.
4.- En la ciudad de Astorga, en España, santa Marta, Virgen y Mártir; la cual, siendo Emperador Decio y Procónsul Paterno, fue, por la fe de Cristo, cruelmente atormentada, y muerta finalmente por la espada.
5.- En Constantinopla, san Lázaro, Monje, que, por pintar Imágenes sagradas, fue, de orden del Emperador Teófilo Iconoclasta, atormentado con atroces suplicios y le quemaron la mano con un hierro candente; pero curado por virtud divina, volvió a pintar las sagradas Imágenes que le habían raído, y últimamente descansó en paz.
6.- En Brescia, san Félix, Obispo.
7.- En Roma, san Policarpo, Presbítero; el cual, en unión de san Sebastián, convirtió muchísimos a la fe de Cristo, y con sus exhortaciones los condujo a la gloria del martirio.
8.- En Sevilla de España, san Florencio, Confesor.
9.- En Todi de Umbría, santa Romana, Virgen, que, bautizada por el Papa san Silvestre, pasó en grutas y cuevas vida celestial y resplandeció con gloriosos milagros.
10.- En Inglaterra, santa Milburga, Virgen, hija del Rey de los Hercios.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

24 de febrero
Vigilia de San Matías Apóstol S. – Morado (en año bisiesto)

En Judea, el nacimiento para el cielo de san Matías, Apóstol, al cual, después de la Ascensión del Señor, eligieron por suerte los Apóstoles en lugar de Judas el traidor, y, por la predicación del Evangelio, padeció el martirio.
Cayó la suerte a Matías, con lo que fue agregado a los once Apóstoles.
San Matías fue elegido por los apóstoles después de la Ascensión del Salvador para reemplazar al pérfido Judas. Congregados, los fieles oraron al Espíritu Santo para que les diese a conocer la persona que Él había destinado para este ministerio; enseguida, echaron suertes, y cayó la suerte a Matías. El nuevo Apóstol predicó el Evangelio a los pueblos de la Judea y de la Etiopía; su celo le atrajo el odio de los judíos, que lo lapidaron y le cortaron la cabeza.
Oración: Oh Dios, que habéis puesto a San Matías en el número de vuestros Apóstoles, haced, por su intercesión, que sin cesar experimentemos los efectos de vuestra inagotable misericordia. Por J. C. N. S.
1.- En Roma, santa Primitiva, Mártir.
2.- En Ruán, el suplicio de san Pretextato, Obispo y Mártir.
3.- En Cesarea de Capadocia, san Sergio, Mártir, cuyos hechos preclaros se conservan escritos.
4.- En África, los santos Mártires Montano, Lucio, Julián, Victórico, Flaviano y Compañeros, que fueron discípulos de san Cipriano, e imperando Valeriano consumaron el martirio.
5.- En Tréveris, san Modesto, Obispo y Confesor.
6.- Cerca de Stilo, en Calabria, san Juan, por sobrenombre Terestes, insigne por la observancia de la vida monástica y por la santidad.
7.- En Inglaterra, san Edilberto, Rey de los Kantios, a quien San Agustín, Obispo de los Ingleses, convirtió a la fe de Cristo.
8.- En Jérusalén, la primera Invención de la cabeza de san Juan Bautista, Precursor del Señor.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

25 de febrero
San Matías, Apóstol. D. 2ª. cl. – Rojo

En Judea, el nacimiento para el cielo de san Matías, Apóstol, al cual, después de la Ascensión del Señor, eligieron por suerte los Apóstoles en lugar de Judas el traidor, y, por la predicación del Evangelio, padeció el martirio.
Cayó la suerte a Matías, con lo que fue agregado a los once Apóstoles.
San Matías fue elegido por los apóstoles después de la Ascensión del Salvador para reemplazar al pérfido Judas. Congregados, los fieles oraron al Espíritu Santo para que les diese a conocer la persona que Él había destinado para este ministerio; enseguida, echaron suertes, y cayó la suerte a Matías. El nuevo Apóstol predicó el Evangelio a los pueblos de la Judea y de la Etiopía; su celo le atrajo el odio de los judíos, que lo lapidaron y le cortaron la cabeza.
Oración: Oh Dios, que habéis puesto a San Matías en el número de vuestros Apóstoles, haced, por su intercesión, que sin cesar experimentemos los efectos de vuestra inagotable misericordia. Por J. C. N. S.
1.- En Egipto, el triunfo de los santos Mártires Victorino, Víctor, Nicéforo, Claudiano, Dióscoro, Serapión y Papías, en tiempo del Emperador Numeriano. Los dos primeros, sufridos constantemente, por la confesión de la fe, exquisitos géneros de tormentos, fueron degollados; Nicéforo, después de superar las parrillas encendidas y la hoguerá, fue cortado en menudos pedazos; Claudiano y Dióscoro fueron quemados; Serapión y Papías, pasados a cuchillo.
2.- En África, los santos Mártires Donato, Justo, Herena y sus Compañeros.
3.- En Constantinopla, san Tarasio, Obispo, insigne en doctrina y piedad, a quien el Papa Adriano I escribió una carta en defensa de las sagradas Imágenes.
4.- En Nazianzo de Capadocia, san Cesáreo, que fue hijo de santa Norma y hermano de los santos Gregorio el Teólogo y Gorgonia, y de quien el mismo Gregorio atestigua que le vio entre los coros de los Santos.
5.- En el monasterio de Heidenhem, diócesis de Eichstadt, en Alemania, santa Walburga, Virgen, que fue hija de san Ricardo, Rey de los Ingleses, y hermana de Villebaldo, Obispo de Eichstadt.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

26 de febrero
San Nestor, Obispo y Mártir S. Rojo

En Perga de Panfilia, el triunfo de san Néstor, Obispo; el cual, en la persecución de Decio, suplicando instantemente a Cristo día y noche que custodiase su grey, fue preso, y luego, por confesar con admirable libertad y alegría el nombre del Señor, fue atormentado cruelmente en el potro, de orden del Presidente Folión, y, por último, protestando constantemente que estaría siempre unido a Cristo, colgado de una cruz voló vencedor al cielo.
Como supiese San Néstor que se le buscaba para ser martirizado, dijo adiós a todos sus servidores y se presentó a los soldados que iban a prenderlo. Le prometieron hacerle sumo sacerdote de los ídolos, si quería renunciar a la fe. Mas prefirió el oprobio de la cruz a todos los honores de la gentilidad. Se le extendió en el potro y se le puso en una cruz; en todas partes alababa a Dios, e invitaba a los demás a que lo reconocieran y lo adoraran con él.
Oración: Dios todopoderoso, mirad nuestra flaqueza; ved cuán agobiados estamos bajo el peso de nuestros pecados, y fortificadnos por la intercesión del bienaventurado Néstor, vuestro mártir y pontífice. Por J. C. N. S.
1.- En la misma ciudad, el suplicio de los santos Papías, Diodoro, Conón y Claudiano, que precedieron a san Néstor en el martirio.
2.- También los santos Mártires Fortunato, Félix y otros veintisiete.
3.- En Alejandría, san Alejandro, Obispo, glorioso anciano, sucesor de san Pedro, Obispo de la misma ciudad, que, inflamado en el celo de la fe, arrojó de la Iglesia a su Presbítero Arrio, contaminado con la herética impiedad y convencido con la verdad divina; después, entre los trescientos dieciocho Padres del Concilio Niceno, condenó a dicho heresiarca.
4.- En Bolonia, san Faustiniano, Obispo; el cual, con la virtud de su predicación, confirmó y acrecentó aquella Iglesia, vejada por la persecución de Dioclecianó.
5.- En Gaza de Palestina, san Porfirio, Obispo, que, imperando Arcadio, echó por tierra el ídolo Marna y su templo, y, después de muchos tormentos, descansó en el Señor.
6.- En Florencia, san Andrés, Obispo y Confesor.
7.- En territorio de Arcis, en Francia, san Víctor, Confesor, cuyas alabanzas escribió san Bernardo.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

27 de febrero
San Gabriel de la Dolorosa, Confesor D. – Blanco

El mismo día en España:
San Leandro, Obispo, Confesor y Doctor de la Iglesia. Blanco
En Isola del Abruzzo, san Gabriel de la Virgen Dolorosa, Clérigo de la Congregación llamada de la Cruz y Pasión del Señor, y Confesor; el cual, esclarecido con grandes méritos en el breve curso de su vida, y con milagros después de la muerte, fue puesto en el catálogo de los santos por el Papa Benedicto XV.
1.- En Roma, el triunfo de los santos Mártires Alejandro, Abundio, Antígono y Fortunato.
2.- En Alejandría, el suplicio de san Julián, Mártir, que, padeciendo de gota hasta el punto de no poder andar ni mantenerse en pie, fue presentado al Juez con dos criados suyos, que le llevaban en una silla; de éstos, el uno negó la fe; el otro, llamado Euno, perseveró con su amo en la confesión de Cristo. Ambos, Julián y Euno, puestos en sendos camellos, fueron paseados por toda la ciudad, cruelmente azotados, y por último, encendida una hoguera, quemados en medio del pueblo, que lo contemplaba.
3.- En el mismo lugar, san Besa, soldado, el cual, como refrenase a los que insultaban a dichos Mártires, llevado al Juez y confesando constantemente la fe, fue decapitado.
4.- En Sevilla de España, el tránsito de san Leandro, Obispo de la misma ciudad, hermano de los santos Isidoro Obispo y Florentina Virgen; el cual, con su predicación e industria, y con la ayuda del Rey Recaredo, convirtió a la nación Visigoda, de la impiedad Arriana a la fe católica. De ordinario se representa a San Leandro teniendo en la mano un corazón envuelto en llamas, símbolo de su amor por Dios. Nombrado obispo de Sevilla, comunicó a su rebaño los ardores celestiales que consumían su alma e ilustró a los arrianos con sus sabios escritos. Sus elocuentes predicaciones convirtieron a la fe a Recaredo, que fue el primer rey católico de España. Murió en el año 596.
Oración: Oh Dios todopoderoso, haced que esta augusta solemnidad del bienaventurado Leandro, vuestro confesor y pontífice, aumente en nosotros el espíritu de devoción y el deseo de la salvación. Por J. C. N. S.
5.- En Constantinopla, los santos Confesores Basilio y Procopio, que en tiempo del Emperador León combatieron valerosamente por el culto de las sagradas Imágenes.
6.- En Lyon de Francia, san Baldomero, Subdiácono, varón consagrado a Dios, cuyo sepulcro resplandece con frecuentes milagros.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.

Vover al calendario

28 de febrero
Santos Mártires Macario, Rufino, Justo y Teófilo.

En Roma, el triunfo de los santos Mártires Macario, Rufino, Justo y Teófilo.
1.- En Alejandría, el martirio de los santos Cereal, Púpulo, Cayo y Serapión.
2.- Allí mismo, la conmemoración de los santos Presbíteros, Diáconos y otros muchísimos, los cuales, en tiempo del Emperador Valeriano, como cundiese una peste asoladora, sirviendo a los contagiados de la enfermedad, arrostraron de muy buena voluntad la muerte, y la religiosa piedad de los fieles acostumbra venerarlos como Mártires.
3.- En Roma, san Hílaro, Papa y Confesor.
4.- En el territorio de Lyon, en el monte Jura, el tránsito de san Román, Abad, el primero que vivió allí vida eremítica, y, esclarecido en muchas virtudes y milagros, fue después Padre de muchísimos Monjes.
5.- En Pavía, la Traslación del cuerpo de san Agustín, Obispo, Confesor y Doctor de la Iglesia, desde la isla de Cerdeña, por obra de Luitprando, Rey de los Longobardos.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias

Vover al calendario

.

29 de febrero
San Hilario papa

En Roma, en la vía Tiburtina, sepultura de san Hilario, papa, que escribió cartas sobre la fe católica, con las que confirmó los concilios de Nicea, Éfeso y Calcedonia, enalteciendo el primado de la Sede Romana (468).
1.- En Worchester, en Inglaterra, san Osvaldo, obispo, que fue primero canónigo y después monje, presidió las sedes de Worchester y de York, introdujo en muchos monasterios la Regla de san Benito, siendo un maestro benigno, alegre y docto (992).
2.- En L’Aquila, en el Abruzo, beata Antonia de Florencia, viuda, después fundadora y primera abadesa del monasterio de Corpus Christi, siguiendo la primera Regla de santa Clara (1472).
3.- En la ciudad de Xilinxian, en la provincia china de Guangxi, san Agusto Chapdelaine, presbítero de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París y mártir, que, detenido por los soldados junto con muchos neófitos de esta región a los que había convertido, recibió trescientos azotes, fue encerrado en una reducido agujero y finalmente degollado (1856).
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes. R. Deo Gratias.